SI o No al matrimonio luego del divorcio

SI o No al matrimonio luego del divorcio

Muchas mujeres han pasado por uno, dos o hasta tres divorcios. Algunas cambian radicalmente su forma de pensar y dicen frases como: no quiero volver a enamorarme, todos los hombres son iguales, no existe el amor o el matrimonio es un contrato. Otras mujeres piensan que todavía tienen otra oportunidad, eligieron mal pero pueden encontrar al hombre de su vida, únicamente convivirán, inclusive que volverían a casarse. Entonces me pregunto, después del divorcio ¿Se puede creer nuevamente en el matrimonio?  

Realmente es una pregunta con varias respuestas, por ello sin ser estricta considero que existen probablemente dos grupos de mujeres, las que después de divorciarse no creen nunca más en el matrimonio porque psicológicamente y/o físicamente quedaron con algún trauma, miedo que la situación ya vivida se pueda repetir o, en el plano sentimental se construye de manera involuntaria una barrera y una predisposición al rechazo para iniciar una relación que podría terminar en matrimonio.

Por otro lado, se encuentra el segundo grupo de mujeres, las que todavía creen en el matrimonio porque consideran que simplemente si la relación no funcionó, es porque existió incompatibilidad de caracteres, ambos dejaron de ceder, pero que quieren arriesgarse e intentar nuevamente. Creen que existe una nueva oportunidad para formar una familia, para aventurarse y vivir esa experiencia inigualable de estar casados.

Muchas mujeres podrían argumentar que el daño psicológico y/o físico es un impacto tan fuerte que se necesita de terapias, ayuda familiar y de uno mismo para poder salir del daño emocional y/o físico en el que te encuentras, entre otras cosas, que puede durar muchos años, que es todo un proceso que dificulta en una mujer el querer nuevamente contraer matrimonio. Asimismo, pueden considerar que no deben arriesgarse, pues siempre las lastimarán. Inclusive, si se arriesgan, el miedo será tan fuerte que terminarán por deteriorar la posible relación que tendrían con un hombre.

Sin embargo, otras mujeres consideran que a pesar de vivir todo lo anteriormente señalado, uno lo puede superar y darse la oportunidad de contraer matrimonio con la persona que ama, y que si te niegas, es porque has creado una barrera para no ser feliz. 

Entonces planteo otra pregunta ¿Se necesita firmar un papel? Considero que toda mujer decidirá iniciar una relación sentimental independientemente en que crea o no en el matrimonio. El matrimonio civil para muchos es un contrato donde se asumen obligaciones y se generan derechos, por ello no resultará siendo de gran importancia en la vida de algunos, dado que se puede convivir sin necesidad de contraer matrimonio. Para otros, firmar un papel que concreta su matrimonio significará la consumación de una ilusión hecha realidad.

En mi opinión personal, creo que después del divorcio si se puede seguir creyendo en el matrimonio, pero que no es indispensable  firmar un papel para ser feliz con la persona que amas. Considero que la mujer es libre de contraer o no matrimonio, ello no la hace más ni menos mujer, ni mucho menos debe considerarse una obligación por el ¿Qué dirán?, la familia, los amigos y la sociedad entera. Creo que una mujer se puede divorciar, volver a casarse y sentir como la primera vez que tuvo esa ilusión.

También respeto mucho la opinión de algunos, que NUNCA MÁS se volverían a casar, ni mucho menos darse la oportunidad de tener una nueva relación. Siempre me queda claro que existen situaciones en la vida de una persona que ya no quiere repetir ni arriesgarse.

Amigos (as) nunca juzguemos las decisiones de otras personas, cada persona es dueña de su felicidad y su destino.

Los animo a contar sus experiencias...y tú, les dices SI o NO al matrimonio.

Publicado en Inicio » Bar y Vida »

Comentarios

Se el primero en comentar!