Hay quienes piensan que al casarse hay rituales que pueden ser de buena o de mala suerte para la felicidad de los futuros esposos. Cada país tiene sus propias creencias pero hay algunas que son populares en gran parte del mundo. Cabe señalar que la diferencia entre superstición y creencia es la sabiduría. Y aunque se dice que no es bueno ser supersticioso, porque es de mala suerte, hay muchas de ellas que se llevan a cabo, sólo por si acaso. Algunos ejemplos son:

De buena suerte

Cuando los novios salen de la iglesia, deben tocar las campanas, para alejar a cualquier mal espíritu; El coche que lleva a la novia a la ceremonia religiosa, no debe moverse hasta que ella entre al templo; En México, hay la creencia de que la lluvia es de buena suerte, dicha y felicidad pues dice el refrán que, Novia mojada, novia afortunada. En otros países se pensaba que si una novia lloraba en su boda, no lo volvería a hacer en su vida de casada y que sus lágrimas garantizaban la lluvia para las cosechas. Pero en otros se busca evitarla, llevándole una canasta con doce huevos y limosnas a Santa Clara o a las monjas clarisas, para evitar la lluvia, sobre todo si la boda se va a llevar a cabo al aire libre. Es considerada la patrona del buen matrimonio y se asocia con el tiempo claro. Encontrar un gato negro en el camino a la iglesia, ya que contrario a las creencias populares, para los egipcios eran portadores de buenas noticias; Los novios deben hacer el primer corte de pastel y también comerlo primero, para asegurar que su matrimonio sea dulce; Amarrar latas vacías a la defensa trasera del auto, para alejar a los malos espíritus, con el ruido que hacen.

De mala suerte

El novio debe llevar la corbata derecha el día de la boda, ya que si está torcida, significa que será infiel, al tener el mismo descuido en su matrimonio que es su vestimenta, El novio no debe ver a la novia arreglada o con el vestido de novia puesto, hasta encontrarla en la iglesia, para evitar que se arrepienta, Ella no puede regalarle a él zapatos antes de la boda, pues significa que puede huir, antes de la ceremonia; Casarse en martes o en día 13; porque en el Tarot, el arcano con este número, es el de la muerte, La novia nunca debe usar perlas en el día de la boda, ya que al venir del mar, se asociación con la salinidad de las lágrimas y se cree que llorará durante su matrimonio. Casarse en enero, ya que tendrán problemas económicos en su matrimonio, por asociarlo con la cuesta de enero. Se dice que siempre tendrán carencias en su vida de casados.

Porque usar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul

Estos artículos son muy comunes en la vestimenta de la novia y cada uno tiene su propio sentido:

Lo nuevo simboliza prosperidad y la transición de la soltería a la vida en matrimonio. Generalmente es el vestido de la novia, que en el transcurso de la recepción, se tiene que desgastar, para demostrar que todo lo nuevo tiene un inicio, una plenitud y un fin.

Lo viejo debe pertenecer a una mujer, que esté felizmente casada, para transferirle las esperanzas a la novia, de iniciar una vida feliz. Generalmente son accesorios o alguna joya de la familia.

Lo prestado es una costumbre celta y debe entregárselo a la novia, una persona muy querida por ella. Representa la aprobación de la unión en pareja, por parte de la sociedad, la familia y los amigos. Puede ser alguna joya, pero nunca el vestido, pues se dice que no tendrá la misma suerte, sino por el contrario, será de mala fortuna.

 Lo azul, es de procedencia israelí, evoca la felicidad por asociarse con el color del cielo como la casa de Dios. Simboliza la fertilidad, el amor, la fidelidad y la pureza. Suele ser la liga o un detalle en ella.

Publicado en Inicio » Bar y Vida »

Comentarios

Se el primero en comentar!