Alumnos migrantes en California piden menos ayuda financiera

LOS ÁNGELES (AP) — Ha habido una importante caída en las solicitudes de ayuda financiera que presentan los estudiantes en California que viven en Estados Unidos sin permiso legal de residencia y que llegaron al país cuando eran niños.

Asesores académicos opinan que esto refleja la creciente desconfianza hacia el gobierno entre las familias de inmigrantes, además de la incertidumbre por el estatus del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), que protege temporalmente de la deportación a jóvenes migrantes que llegaron al país de niños pero que hoy no cuentan con permiso de residencia.

“Los titulares sobre inmigración hacen sentir a la gente que los reflectores apuntan a ellos. Los chicos temen por sus familias más que por ellos mismos”, dijo Jane Slater, profesora de la escuela secundaria Sequoia en Redwood City y asesora de un club de estudiantes que se encuentran en el país en situación irregular.

El diario Los Ángeles Times informó que hasta el lunes, 19.141 estudiantes solicitaron ayuda bajo la ley California Dream Act y el plazo para hacerlo se vence el 1 de marzo. El número es apenas la mitad de la cifra que hubo el año pasado.

La ayuda disponible para los estudiantes en condiciones de recibirla incluye becas privadas otorgadas por universidades públicas, ayuda financiera administrada por el gobierno estatal, subsidios universitarios, exención del pago de la matrícula y otros subsidios.

Yohana Ramírez, de 18 años, estudiante en Sequoia, tenía tres años cuando su familia llegó a Estados Unidos desde México. Quiere estudiar en la Universidad de California en Merced y recibirse de cirujana.

“Al crecer yo sabía que no había nacido aquí, pero no lo que significaba”, dijo al Times. “Siempre di por sentado que era de otro punto de origen, pero no pensé que afectaría mis estudios”.

Al enterarse de que el programa DACA estaba en peligro sintió miedo, dijo.

“Era pánico... que mi familia pudiera ser deportada, con o sin mí... todavía estoy asustada”, dijo. “Solo trato de mantener la cabeza en alto y seguir adelante con mis sueños, metas y aspiraciones”.

Otro factor en la caída de las solicitudes podría ser el exceso de trabajo para los asesores académicos. Un informe de la National Association for College Admission Counseling (Asociación Nacional de Asesores de Ingreso a las Universidades), citado por el Times, dice que había 760 estudiantes por cada asesor en el año escolar 2014-15.

Publicado en Inicio » Mundo »

Comentarios

Se el primero en comentar!