Article available in English

Cristiano Ronaldo cumple a lo grande una vez más

El Ganador de 'La Batalla de los Galácticos'

Cristiano Ronaldo cumple a lo grande una vez más
REUTERS

Le quieres o le odias, pero no se puede negar que Cristiano Ronaldo se entrega cuando más se le necesita.

Un poco más de cinco semanas después de patear la pena máxima decisiva para ganar la final de la Champions con el Real Madrid contra el Atlético de Madrid, Ronaldo anotó un gol y creó otro para enviar a Portugal a la final de la Eurocopa 2016 con una victoria por 2-0 sobre Gales.

El juego había sido anunciado como la "Batalla de los galácticos" Ronaldo contra su compañero de equipo, Gareth Bale del Real Madrid.

El foco de atención no fue solamente porque el Real Madrid ha gastado más para contratar a Bale del Tottenham Hotspur en el 2013 de lo que gastaron para firmar a Ronaldo del Manchester United cuatro años antes, y más por la especulación constante de que los dos no son exactamente amigos cercanos.

Tanto Ronaldo y Bale son más que actores clave de sus equipos nacionales - son el punto de apoyo de todo lo que tratan de hacer en su juego de ataque, la fuente para marcar goles y para crearlos. Sin ellos, y ninguno de los equipos probablemente habría alcanzado las semifinales de esta competición.

El unificado, y totalmente predecible mensaje de ambos equipos antes del partido fue que el encuentro en el Stade de Lyon "sería de once contra once" y no "Ronaldo v Bale".

Pero eso no impidió que la atención del mundo estuviera en los dos jugadores y cuál sería el que más brillaría.

La respuesta, después de 90 minutos, fue bastante clara.

Ronaldo anotó el primer gol de su país a los 50 minutos con un excelente remate de cabeza y tres minutos más tarde era su disparo raso -y desviado- que terminó por convertir Nani en gol para marcar el 2-0 y dejar a Gales con mucho que hacer.

Bale había hecho más trabajo, más disparos a puerta y había sido más determinante en la media cancha, en la zona de creación - un disparó sobre la barra después de un córner elegantemente trabajado dando el primer aviso de los galeses.

EL CORRECAMINOS

El mejor momento de Bale llegó cuando, dentro de su campo, atrajo a Danilo en un desafío en el que el portugués estuvo desacertado, mientras que Bale flotaba sobre el campo para alejarse de él y luego entrar a profundidad en territorio portugués antes de soltar un disparo que sin embargo fue demasiado cerca del arquero Rui Patricio.

Pero fue Ronaldo, el que golpeó a muerte.

Después de los dos goles, Bale comenzó a la deriva más profundo, en busca de la pelota de sus defensores, mientras trataba de ser el creador de juego, así como la amenaza de ataque.

Sin el toque creativo del suspendido mediocampista Aaron Ramsey, su reemplazo, Andy King no pudo replicarle, Bale realmente tenía demasiado por hacer.

Aunque nunca bajó los brazos, Bale fue reducido a esfuerzos especulativos de largo alcance en las últimas zonas del campos que apenas inquietaron a Patricio.

Ronaldo, en cambio, jugó frente a un centro del campo portugués bien organizado y era libre de moverse por la primera línea con su compañero Nani, otra amenaza para mantener la alerta defensa galesa.

Y eso fue, en última instancia, lo que permitió a Ronaldo hacer lo que mejor sabe hacer - ser un peligro en y alrededor del área de penalti.

Ahora la inevitable narrativa sobre Ronaldo pasará al hombre con el que está tan a menudo siendo comparado - Lionel Messi.

Tanto el delantero del Barcelona, ​​como Ronaldo, han fracasado al intentar ganar un trofeo con su país, el último fracaso del argentino viene del mes pasado en la Copa América.

No se espera que Portugal gane la Euro 2016, pues enfrente tiene ya sea al local Francia o a la siempre potente Alemania, pero no nos engañemos, a Ronaldo nada le gustaría más que estar por encima de Messi, aunque sea en este rubro.

Publicado en Inicio » Deportes » Futbol »

Comentarios