Usted también (es)coja

Unirse a una marcha es un acto de conciencia, de una demostración de apoyo y rebeldía. Un planteamiento razonado y firme de posición ante tal o cual situación. Durante mi vida he visto infinidad de contingentes desfilar por las principales avenidas de nuestras ciudades: que si los rechazados de la educación superior, que si los AntiPeña (con quienes marché, marcho y marcharé siempre), que si los Docentes afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que si los que exigen -exigimos- la aparición de los desaparecidos que suman mucho más que 43 (sin olvidar que este número se ha vuelto un ligero detonante de conciencia), y un larguísimo etcétera.

Ninguno de estos movimientos me parece menos legítimo, con todos sus pros y sus contras, pero últimamente un conglomerado de marchas me tiene severamente divertido. Me refiero a las procesiones (creo que es la palabra más atinada) a que llama con fervor riguroso ConFamilia, colectivo respetable porque la constitución consagra nuestra libertad de expresión y asociación, pero cuestionable desde el nombre y hasta los postulados.

Pues resulta que su Presidente -agárrense con el apellido- Juan Dabdoub dice -oi'nomás- que "una madre soltera con su hijo (...) es una familia coja". Este tipo de opiniones no me sorprenderían de un sacerdote (Paloma+Humana=Familia. ¿Verdad que es muy lógico?), alguien con severos problemas mentales y reprimido hasta los huesos o de un personaje sacado del medievo, pero ¿es realmente digno de ser dicho por la cabeza de una organización que, se supone, aboga por las familias?. 

Sonora Pride

En su concepto, familia únicamente es papá, mamá e hijos (agárrate Jesucristo) puesto que así se compone una familia "natural" pero ¿estas realmente existen? Vaya: ¿lo dicen con conciencia de causa? No quiero imaginarme lo que dirán de mí, que crecí con mi abuela.

Consideran una aberración que las personas con una preferencia distinta a la heterosexual adopten a un infante, pero no he visto que hagan campañas como la que vienen postulando en pro de la sexualidad informada, el uso de preservativos, el encarcelamiento de sacerdotes que han abusado sexualmente y embarazado niñas, y mucho menos promoviendo que parejas heterosexuales cobijen a niños en situación de calle. 

Gente con ideología similar a ConFamilia dice que Dios tiene un plan perfecto. Siendo así, ¿por qué se oponen a la adopción? ¿No será acaso que parte de la ruta del Señor es que esos niños encuentren el amor, los alimentos -físicos y espirituales, porque no nomás' uno traga abrazos-, el techo y cobijo de una familia, sea está de dos papás, dos mamás, o una persona capaz de darles todo eso y más? Y, si no es así, ¿no se encargará El Altísimo de poner todo en su lugar?

Se los dejo de tarea.

Publicado en Inicio » Bar y Vida »

Comentarios

Se el primero en comentar!