27 años: Más de lo mismo

Llevo aproximadamente mes y medio desde que cumplí años. Las cosas no han cambiado. Sigo en el mismo trabajo, la misma gente, el mismo horario y me pongo a pensar en todos los artistas de rock que murieron a mi edad.

El factor común fueron las drogas, en otros casos fueron accidentes y si acaso hay otras variaciones casi no se toman en cuenta porque no son tan dramáticas. Me imagino a James (quien sueña con hacerse llamar "El Rey Lagarto") en un camión que lo lleva a las oficinas donde trabaja de nueve a cinco, lleva el viejo maletín de su padre y un traje de poliéster barato que lo hace ver diez años mayor.

Janis en otra ciudad se encuentra limándose las uñas mientras atiende llamadas de servicio al cliente, lidiando con el mismo señor armenio que no sabe siquiera cómo encender el artículo que compró. A veces se imagina cómo sería la vida lejos de esa silla, del tedio que la ayuda a comprarse la comida mientras su voz es escuchada por el teléfono pero su rostro es desconocido.

Jimi sigue tocando música en las calles, aunque desde esta semana dejará de hacerlo más no porque haya encontrado un trabajo nuevo sino porque unos vagabundos terminarán con su vida. Le habrán robado la guitarra, el poco dinero ganado y hasta los zapatos dejando solo un cuerpo semidesnudo debajo de un puente. Viéndolo de este modo, incluso con estos panoramas, ellos tienen una vida mucho más emocionante.

En cambio yo me limito a guardar silencio, contestar llamadas, redactar documentos y alguna otra función que se me pida. Si bien en secreto realizo otras actividades simples es algo que a los demás no les interesa. Quién sabe, tal vez en otra vida fui un ícono del rock, tan excéntrica, gritona y polémica que los padres de muchos adolescentes les han prohibido siquiera ver imágenes mías.

Tal vez hasta me codeé con muchas celebridades, salí en tabloides donde escribieron que yo dormía en un frigorífico para "seguir manteniendo mi aspecto joven" , o ya en el caso más ridículo me inventaron un chisme sobre que soy una republicana anti-inmigrantes. Cualquiera que fuese el caso, sería más emocionante y hasta podría ser que no tuviese que preocuparme por pagar las cuentas pero sí por lo que se dice de mí.

Supongo que por eso James, Janis y Jimi le pusieron a todo fin a los 27 años. Tal vez es lo mejor para todos, de otro modo yo y millones de locos reprimidos no tendríamos música que escuchar para hacer tolerable la jornada laboral.

Publicado en Inicio » El Despelote »

Esta sección contiene notas humorísticas y satíricas que no corresponden a la realidad. Podría no ser apto para menores de 18 años, se recomienda discreción.

Comentarios

Se el primero en comentar!