La restitución de tierras anunciada con la paz

Muchas familias afectadas podrán volver a sus tierras después de la finalización del conflicto.

En algún país latinoamericano, donde  resalta algún tipo de conflicto violento, donde la gente se goza un partido de fútbol más que un plebiscito y donde sus colores patrios son el amarillo, representando las riquezas en oro que no hay, el azul caracterizando sus mares contaminados y el rojo reencarnando la sangre de sus guerreros, que más bien son víctimas de guerra. ¡Ha llegado la paz!, no hay ningún mandatario con nombre de alimento, ni mucho menos con nombre de objeto que les falta a muchos de sus jóvenes, más bien alguien que coincídencialmente connota plenitud y acercamiento a los ángeles y que aunque muchos de sus más de 42 millones de habitantes no comparten, este sujeto logro lo que unos varios no pudieron,  que fue sentarse a dialogar con su enemigo en una isla caribeña de régimen comunista sobre el lio que llevan manejando desde hace mucho tiempo. Quizás se deba a que tiempo atrás este sujeto fue Ministro de Defensa de dicho personaje famoso en tan paradisiaco lugar.

Victimas de más de 50 años de guerra se verán beneficiadas en diversos aspectos, escritos en un par de hojas que solucionan a muchos problemas de la vida diaria, entre estos y más allá de un desarme mucha gente dejara de huir o de rebuscar vida en ciudades grandes, para volver por fin después de mucho tiempo a sus tierritas, lugares donde crecieron, y donde aprendieron a ser, claro está que si no presentaron los respectivos procesos de papeleo y autenticación con las entidades gubernamentales no podrán hacerlo, pero eso es harina de otro costal. "Restitución" es el nombre que le dieron al suceso de devolverle el hogar a alguien quien una tropa de gente armada le quito.

Esperemos que cada quien vuelva a donde quiere y que no nazcan nuevos grupos de rebeldes revolucionarios que quieran nuevamente reprimir a la gente que solo quiere volver a casa, la ONU (Organización de las Naciones Unidas), ha estado advirtiendo que ya apareció gente reclamando territorios que no son y más allá de eso amenazando a los que si son dueños, ¿acaso no hay suficiente tierra para todos?,  más bien creo que todos los habitantes de este maravilloso país somos avaros. Poniéndole determinación y respeto a al asunto quizás algún día se pueda hacer que más de 42 millones de habitantes logren vivir en ¡PAZ!, o al menos esperemos que todo salga bien, quizás así nos demos cuenta que hemos estado como perros dando vueltas en círculos durante más de 50 años, dejando a un lado cosas que si importan como avances estructurales, tecnológicos, empresariales... y algunos otros que quizás,  nos harían el mejor país del mundo, al menos ante los demás.

Veamos todo desde un punto diferente y mejor, hay un tatareto con el número 10 en su camiseta que nos representa en España, una chica gomela que practica BMX con un par de medallas de oro, también una negrita brincona de apellido Ibarguen que nos llenan de satisfacción y que aunque no nos aporten nada,  así como ellos muchos de nosotros lo único que hacemos es luchar para salir adelante.

Publicado en Inicio » El Despelote »

Esta sección contiene notas humorísticas y satíricas que no corresponden a la realidad. Podría no ser apto para menores de 18 años, se recomienda discreción.

Comentarios

Se el primero en comentar!