100 preguntas sobre sexualidad adolescente: ¿por qué la polémica?

Hace rato que venía haciendo ruido el libro "100 preguntas sobre sexualidad adolescente". ¿De qué se trata la polémica?

La Municipalidad de Santiago ha estado impulsando la distribución del libro en establecimientos educacionales de la comuna. El libro, a diferencia de lo que suele suceder en clases, toma la sexualidad como algo más que el mero acto reproductivo, incluyendo la perspectiva LGBT y aspectos afectivos. ¿Cuál es el problema?

Manuel José Ossandón dijo al respecto que encontraba errado que se considerara al sexo anal como sexo, pero después se retractó. Incluso hubo una especie de petición por internet para impedir que el libro circulara arguyendo que el libro "incita al sexo anal" (textual de la petición).

Por su parte, desde la municipalidad hubo apoyo al proyecto y las opiniones han sido en realidad muy diversas. Para empezar, existen aquellos que consideran que la sola existencia del libro en bibliotecas de colegios es una incitación a tener sexo; esto podría fundamentarse en que los jóvenes podrían leer sólo por curiosidad el libro y terminar descubriendo cosas que no debían y corromper aquella etapa de la vida en la que se hayan. Lector, por favor no cierre la página, que no es lo que creo, sino la forma en que me lo explico; más adelante van las otras perspectivas.

También están los que creen más en que el libro "no sirve" como dijo un psiquiatra por ahí. Esto podría deberse a que el libro, al enfocar la sexualidad, se olvida de la parte emocional o simplemente a que toma ciertos aspectos que son simples curiosidades, como puede verse respecto al apartado de semen o de tamaño del miembro viril en el caso de los hombres.

Por otro lado, están los que sienten que no es mayor cambio, debido a que no se estaría garantizando que los alumnos efectivamente tengan una educación sexual, sino que es un mero material para un fin más profundo.

Y por otro lado estamos los que creemos que es un tremendo avance. Porque cuando yo fui preadolescente los mitos estaban a la orden del día; las conversaciones sobre sexualidad se basaban más que nada en especulaciones sin un sustento más teórico. No teníamos acceso a una fuente que nos confirmara, por ejemplo, cuáles son los problemas que puede generar el sexo anal, la importancia de la lubricación y varios tabúes. Con el paso del tiempo, los jóvenes comenzaron a sexualizarse cada vez más; hoy en día jóvenes que aún no terminan su educación media, se ven con hijos. Si a eso le sumamos la falta de honor de aquellos "hombres" (¿se les puede llamar de esa forma?) que engendran y corren, la situación es horrorosa. Tener entonces algo más de información sobre métodos de protección, por ejemplo, es algo muy beneficioso. Para no hablar de forma tan abstracta, el libro hace énfasis en el uso de preservativo, incluso en el caso del sexo oral en caso de no estar seguro(a) de si la pareja está o no limpia de ITS (infecciones de transmisión sexual), explica que el líquido preseminal también contiene espermios y puede incluso contener el VIH, que puede contagiarse a través de heridas en las encías si se practica sexo oral.

Si a eso le sumamos que también toma en cuenta las dudas sobre la sexualidad que puedan tener las personas LGBT, que me parece algo importantísimo debido a que nunca se había tomado en cuenta formalmente y que en realidad se encontraba más complicado que la sexualidad para los heterosexuales.

Considero que es un gran paso para el país; no obliga a tener conductas sexuales, sino que instruye para quienes estén pensándolo. Además de que viene a romper la lógica de "el sexo es malo", lo que en un país de cartuchos como es Chile, me parece algo importantísimo.

Si te gustó, comenta o comparte. Tal vez así me paguen y pueda concentrarme en subir con más continuidad.

Publicado en Inicio » Bar y Vida »

Comentarios

Se el primero en comentar!