Carta para ti que te dijeron "Puta"

Hoy por primera vez escuchaste que se referían de ti como "puta" , quizás te lo dijeron directamente, tal vez sólo te lo insinuaron, no lo sé y ahora ya no es importante, la etiqueta ya está hecha y por un buen rato no te vas a librar de ella.

Se siente terrible ¿verdad?, las palabras "puta", "fácil", "zorra", "cualquiera", etcétera,  siempre tienen la facilidad de herirnos en lo más hondo, de lastimarnos el alma y quebrar nuestra dignidad, y lo peor viene después porque no podemos evitar cuestionarnos y pensar "¿Qué hice?, ¿De verdad todo lo que hago está mal?". 

Te tengo una noticia, no hiciste nada malo, sólo pecaste de ingenua y de querer ser tú misma, porque en este mundo no hay mayor pecado que el querer ser lo que uno es. ¿Tienes amigos hombres?, ¿Te gusta reír escandalosamente?, ¿ Eres amable en "exceso"? , ¿Eres libre?, ¿Eres extrovertida?, ¿ Tomas de más?, ¿Sales de noche?, ¿ Te vistes "inadecuadamente"?... ¡Felicidades!, eres una PUTA para todos en toda la extensión de la palabra, porque ¿Cómo diablos te atreviste a ser diferente?

La cruz más pesada de todas es la de atreverse a ser una misma, de salirse del molde y atreverse a ser libre, ¿sabes? Hubo una época en donde yo era una mujer "respetable", sin tatuajes, callada, tímida,  introvertida y complaciente, pero no era feliz. El día que empecé a buscar mi verdadera esencia y comencé a relacionarme con los demás, la palabra "puta" apareció y durante un tiempo me mató, haciéndome sentir un vacío tan profundo del que no veía salida y un miedo a ser juzgada que me borró la sonrisa y me hizo sentir miserable y poco valiosa.

Pero hoy lo entiendo y quiero que tú lo entiendas, no hay nada de malo con ser uno misma, no hay nada de malo en tener amigos hombres, no hay nada de malo en ser extrovertida, no hay nada de malo en ser libre. Una mujer "respetable" no es aquella callada, mesurada , obediente y dulce, una verdadera mujer RESPETABLE es quién se atreve a ser quien es sin atentar su dignidad y la de los otros. Basta ya de juzgarnos entre nosotras y basta ya de escuchar a los demás. 

Estereotipos, reglas sociales, roles de género,  comportamientos adecuados..a la mierda, si no te sirven, si no te hacen feliz, si te someten, si van contra tú persona...tiralos ya, no te sirven, no son tú. Te advierto algo, la gente te va a seguir juzgando porque en sus vidas tan retorcidas, vacías y tristes no hay nada mejor que hacer; no es fácil ir contracorriente y duele como no tienes idea, más cuando quién te juzga es un ser amado; pero créeme que el amor empieza con uno mismo y no hay acto de amor más grande que abrazar lo que uno es.

El camino es largo y difícil,  el dolor es inevitable, las críticas van a estar ahí cada vez más filosas, pero al final lo vale, la recompensa de verdad es mucho más grande. Así que sécate las lágrimas,  deja de sentir culpa, reconstruyete, lava tú dignidad y sonríe.  La gente va a seguir hablando, no importa, no estás sola, en este camino te vas a encontrar muchas "putas", yo soy una de ellas y te puedo asegurar que seguir adelante es lo mejor que he hecho. 

Ama, sonríe y sé feliz. Vida sólo hay una y el mayor reto es vivirla. 

Publicado en Inicio » Bar y Vida »

Comentarios

Se el primero en comentar!