Para las que han experimentado un divorcio, saben que en muchas ocasiones volver a enamorarse podría resultar siendo una pesadilla. No siempre, claro está, depende mucho de la circunstancia en la que se terminó la relación ¿Será simple o complejo ese proceso? ¿Podrás enamorarte de nuevo?

Existen situaciones traumáticas, que no se quieren volver a recordar, que desgastan, te sacan lágrimas e incluso te generan un rechazo a esa persona que podría ser una potencial pareja.

Las experiencias pasadas dejan una marca muy grande y profunda en el corazón, tanto así, que muchas veces terminas diciendo: No me quiero volver a enamorar, no creo en el amor, todos son iguales etc.

En las cosas del amor nada está dicho, nada es radical, de la persona menos pensada puedes quedar profundamente enamorada.

En ese vaivén de sensaciones puedes descubrir que comenzar de nuevo no es imposible, es real, y es la oportunidad probablemente para ser feliz. Nunca es un proceso fácil el dejar de lado recuerdos y vivencias con tus parejas pasadas, mucho menos si estuviste casada con esa persona con la que te imaginaste formar una familia para siempre.

En el camino de la vida, con muchas contradicciones o no, sin darte cuenta comienzas compartiendo ilusiones, luego espacios, se envían textos, sientes mariposas y esa persona especial se va quedando muy dentro de tus pensamientos en todo hora.

Cuando de pronto, en el momento menos pensado te das cuenta que estás enamorado, lo más chistoso, esa persona muchas veces es opuesta, pero en el fondo tienen esa complicidad que los hace uno.

No sabemos el tiempo que puede durar una relación, no sabemos si nos casaremos en el futuro o si quizás todo funcione como amigos, pero lo que si debes estar segura, es que desde que te decidiste ser feliz, decidiste vivir cada instante, vibrar de emoción, dejarte llevar por las locuras y caminar como aquellos enamorados de 15 años.

Le das un beso, te sonrojas, lo tomas de la mano, lo piensas, lo deseas, entre otras cosas, son señales que comenzar de nuevo no se planifica, ni se programa, simplemente te decidiste por el vivir ahora y no torturarte por el futuro.

El amor toca la puerta del corazón sin pensar, y busca alojarse para siempre si ambas partes ceden y deciden por la felicidad.

Publicado en Inicio » Bar y Vida »

Comentarios

Se el primero en comentar!