En Ecuador es un rito ancestral que perdura en el tiempo. Una costumbre que se extiende a todas las provincias para compartir este comeibebe con los muertos, en su día.

Se dice que viene desde hace 5 mil años; en la cultura "Kitu Kara" quiénes habitaban en las zonas de las faldas del Pichincha. Según su cosmovisión y observación de los ciclos de la naturaleza, practicaban este evento cada 2 de noviembre con la creencia de que la muerte es tan solo un paso a otra vida muy parecida a ésta. 

La colada morada es la esencia de 20 ingredientes silvestres como el mortiño, moras, naranjillas, piñas con otras especies andinas como pimienta y clavo de olor, anís estrellado, ishpingo y canela; con harina de maíz procesada con granos de la cosecha realizada en los Andes ecuatorianos endulzada con panela.

La bebida se sirve caliente o fría con una guagua (traducción: niño en idioma quichua) de pan que resalta por su tamaño y colores. Son panes rellenos con sabores de dulces de guayaba, higo, chocolate, zambo, tomate de árbol, zapallo, pasas con crema pastelera. 

Las guaguas de pan antiguamente eran elaboradas con zapallo en forma de tortillas cocidas en tiesto, ahora su base es la harina de trigo.

¿Por que la forma de persona? Es la representación de un muerto amortajado que tiene diferentes formas para que niños decoren.

Vea además: Cómo elaborar colada morada 

CADA VEZ HAY MÁS INGREDIENTES

La colada morada es tan versátil que tras varias generaciones de tradición nuevos ingredientes forman parte. Frutillas, moras, cerezas, manzana y mamey. Así mismo las guaguas de pan tienen sus variaciones en presentaciones como soldados, guerreros, tórtolas, llamas y algunas representaciones sagradas,forjando un gran sincretismo cultural y gastronómico. 

Fuentes: Los Andes, Ministerio de Turismo, La República EC, Diario El Universo.

Publicado en Inicio » Bar y Vida »

Comentarios

Se el primero en comentar!